6º Informe sobre la página web de la Santa Iglesia Palmariana

Gracias a Dios y a la Santísima Virgen María más de ciento cincuenta países han visitado nuestra página web. Ya nos quedan menos países que conquistar para completar uno de nuestros primeros objetivos de nuestra página web: hacer llegar a todos los países del mundo el conocimiento de la Verdadera Iglesia.
La Doctrina Palmariana es clara y hermosa. Gracias a la doctrina palmariana presentada en nuestra página web, las almas pueden llegar a comprender que la Iglesia Católica Palmariana es la Verdadera Iglesia de Cristo. ¡No es nuestra preocupación que se rechazase la doctrina palmariana o que se burlen de ella! Ofrecemos la verdad con perfecta claridad. El que la acepta, será bendecido por Dios, por María Santísima y por el Cielo. El que rechaza la Doctrina Palmariana, nunca podrá sentir en su alma la felicidad y paz divina dadas por Dios a las almas humildes y sencillas de su Iglesia.
La Iglesia Palmariana como autora de las normas conduce a sus fieles a la santidad, no ve conveniente en estos momentos que los fieles de la Verdadera Iglesia vean televisión. Tampoco es extrema esta norma, ya que podrán ver películas y documentales aprobados por la Iglesia en sus ordenadores, tablets, móviles, etc. Su Santidad el Papa Pedro III quiere que los fieles de la Iglesia puedan ver películas que inspiren obras santas, como, por ejemplo, ver películas de vida de los santos. De allí se saca mucho ánimo para imitar a los santos en la práctica de las virtudes y aumentar sus propias vidas espirituales. La prohibición de ver vídeos comerciales sigue igual, pero aclaramos que las personas que piensan entrar en la Iglesia Palmariana deben saber que pueden tomar sus propios videos hogareños y compartirlos con los otros fieles palmarianos, vídeos que ellos también pueden tener. De esta manera se estarán viendo videos decentes, evitando los escándalos y peligro.
Se puede escuchar la radio, pero no sobre temas religiosos para no dar atención a los que diseminan el error. Un buen Católico no escucha a otras religiones que predican el error. Máxime en el día de hoy, cuando tantas personas están ingresando en distintas sectas, que osan usar el nombre de «cristiano». El termino Cristiano, quiere decir seguidor de Cristo, título que corresponde exclusivamente a los que son miembros de la Verdadera Iglesia.
La razón de porqué la Iglesia pone normas para sus fieles, es igual a una buena madre que pone normas a sus hijos para que sigan por el buen camino. Una buena madre exigirá a sus hijos el cumplimiento de la ley de Dios. La Iglesia exige este cumplimiento y aparte de esto, da normas y consejos adaptados a los tiempos en que vivimos. Cristo no predicó sobre los peligros de los jóvenes usando libremente el Internet. Esta misión recae sobre la Iglesia de hoy. La Iglesia, como Madre, debe dar normas para controlar el uso correcto de internet, evitando de este modo la ruina de las almas. El que lee este escrito sabe muy bien de lo que estoy hablando, sin entrar en grandes explicaciones.
Cristo, Nuestro Salvador, ha confiado a los Buenos Pastores la misión de enseñar el buen camino, que son en este momento los Obispos de la Santa Iglesia Palmariana, quienes bajo la autoridad del Papa, enseñan el camino de la salvación eterna a la humanidad. Si bien no enseñan directamente a tantos como quisieran, el buen ejemplo de los palmarianos que siguen a la Verdadera Iglesia es una enseñanza importante para muchos. Tampoco queremos decir que todos los palmarianos son santos. Unos más que otros, unos menos que otros. Solo Dios sabe el interior de sus corazones. Con gran júbilo alentamos a los que han tomado la decisión de entrar en la Iglesia Palmariana por su valentía y firmeza. Pero no es posible que el hombre tome esta decisión por su propia cuenta, sino que es una Gracia muy especial del Espíritu Santo.
Correctamente dicho, los que abandonan todo «respeto humano» para ser miembros de la Iglesia Palmariana, llegan a ser más amados por Cristo. Cristo, como enseña claramente la Doctrina Palmariana, ama más al que más le ama. Cristo es nuestro Padre, nuestro Creador. Cristo es Cabeza de la Creación. Es amigo de las almas en Estado de Gracia, o sea, Amigo, sobre todo, de los miembros de Su Cuerpo Místico. La Iglesia es el Cuerpo Místico de Cristo. Por lo tanto, las almas que viven sin pecados graves son los amigos de Cristo. Un pecado mortal ofende terriblemente a nuestro Salvador, por lo tanto, cometiendo un pecado mortal, dejas de ser amigo de Cristo. Cristo perdonará la ofensa enseguida, si hay verdadero arrepentimiento, pero este pecado para ser perdonado permanente debe ser presentado en el Confesionario. El Sacramento de la Confesión es de absoluta necesidad para vivir en el Estado de Gracia. Cristo sí perdona, pero con la condición de que se presente el pecado a los Sacerdotes en el Confesionario. Falsamente se divulga la misericordia de Dios. Dios es misericordioso, infinitamente misericordioso, pero hay que pasar por el Sacramento de la Confesión para recibir permanentemente el perdón de los pecados mortales.
Con motivo de la publicación de nuestra página web en la lengua polaca, ha aumentado el número de los visitantes de Polonia. No tenemos todos los documentos traducidos al polaco, pero bastante para informarse bien sobre la verdad de la Santa Iglesia Palmariana. Polonia ocupó el puesto diecisiete de los visitantes a nuestra página, ahora han subido a número trece.
Aunque los Apóstoles de Cristo y María, los Apóstoles Palmarianos, ayudan a aumentar los números de visitantes a nuestra página web, sin embargo, no depende totalmente de ellos, más bien, depende incluso de gente malintencionada inspirada por el demonio. Satanás en su terrible odio a la Iglesia de Cristo, inspira a los autores de escritos publicados en la prensa e internet, a difamar contra lo que es querido a los Ojos del Eterno Padre, lo cual es la Iglesia fundada por Cristo en el Calvario. La Iglesia Palmariana en El Palmar de Troya, continúa la tradición de la Iglesia Católica de siempre. ¡Cuántos escritos y videos se han hecho sobre la Iglesia Palmariana que están llena de mentiras y difamaciones! Sin embargo, Dios saca bien del mal. Gracias a esos escritos basados en el error, nos llegan gran cantidad de visitantes a nuestra página web. A Dios no se le puede vencer nunca. Hasta al malo, lo pone al servicio de Su Santa Iglesia.
Por último, pedimos a todos que dejen de ver y leer lo que publican los enemigos de la Verdadera Iglesia de Cristo, porque es apoyar la obra de Satanás. Es mejor examinar lo que se publica en esta página web, porque lo que está escrito aquí, está autorizado por el Papa Palmariano, Pedro III y no tiene nada de mentira ni falsedad.