20º Informe sobre a página web da Santa Igreja Palmariana

El pasado mes de julio el porcentaje de visitantes a nuestra página web aumentó un 34% con respecto al pasado mes de junio. En este mes de agosto estamos realizando un gran apostolado extendiendo la devoción de la Santa Faz de Nuestro Señor Jesucristo, Salvador del género humano y Consuelo de nuestro corazón. A pesar de ciertas dificultades, gracias a Dios ya superadas, hemos subido a YouTube un video subtitulado en diez idiomas sobre la Santa Faz. De esta forma esperamos alcanzar grandes bendiciones al género humano del Padre Eterno por medio de la Santa Faz de Su amado Hijo, Cristo Jesús.

México subió al tercer lugar en la lista, con el mayor número de visitantes a nuestra página web. Argentina y Brasil siguen en primer y segundo lugar respectivamente. España ya está en el cuarto lugar, pero los visitantes de España suelen permanecer más tiempo dentro de nuestras páginas web que los de otros países con más visitantes.

He aquí una lista de los treinta países con mayor número de visitas a nuestra página web:

1.Argentina11.Alemania21.Ecuador
2.Brasil12.Polonia22.Paraguay
3.México13.Francia23.Costa de Marfil
4.España14.Nicaragua24.Republica Dominicana
5.Filipinas15.Congo – Kinshasa25.Venezuela
6.Estados Unidos16.Chile26.Irlanda
7.Colombia17.Reino Unido27.Canadá
8.India18.Camerún28.El Salvador
9.Perú19.Kenia29Guatemala
10.Nigeria20.Italia30.Portugal

Desgraciadamente, nuestros vídeos en YouTube no reciben tantas visitas como hubiésemos deseado. Está claro que lo que más atrae al hombre son los vídeos superficiales e inmorales, propensos a excitar instantáneamente los sentidos del cuerpo. Estos vídeos lisonjeros hacen muy bien lo que se proponen: divertir por algún momento las mentes con historias banales y estimular de forma rápida a las almas huecas, deseosas de nuevas experiencias visuales para rellenar de algún modo sus agujeros, roídos por el placentero cáncer del ocio viciado que los medios audiovisuales le ofrecen a cada instante. A su vez, como una suerte de círculo vicioso, el alma cubre temporalmente el sufrimiento espiritual (que son sus huecos) con más distracciones, por no poder alcanzar la felicidad plena que tanto desea, ocultando temporalmente esta dolencia con una especie de anestesia mental que carcome poco a poco, como un cáncer, la anhelada armonía del alma. Este no es el camino que el alma debe seguir para alcanzar la felicidad. Una cosa es segura, y los mismos santos nos lo advirtieron a través de los siglos: Aunque te empeñes, jamás conseguirás la felicidad plena en las cosas de este mundo, perderás la batalla y tu tiempo, que es muy limitado en este mundo. Dios ha creado a las almas con el don del derecho a buscar, poseer y gozar de la «Verdadera Felicidad» que, por cierto, no es la de este mundo, sino la Eterna: Habéis sido creados para este fin por el Eterno Padre. Vuestra alma fue «programada» por Dios para que busque la Felicidad Eterna, no la terrenal. Todo es ficticio en este mundo: sus placeres y honores, poderes y vanaglorias, laureles y lisonjas… todo es pasto para las llamas y será cenizas en la Vida Eterna. Sábete que las cenizas de tus vanidades no cubrirán la desnudez de tu alma frente al Señor en el día de tu juicio particular. ¡Vanidad de vanidades! ¡Todo es vanidad! Pérdida de tiempo que te aleja de las virtudes. Las virtudes son como frágiles avecillas que se recrean en el jardín de tu alma: si por desgracia caes en pecado mortal, te vuelves como una bestia. El escalofriante rugir de esa bestia en el fango del pecado, espanta a esas pobres avecillas que revolotean despavoridas alejándose de ti, y no volverán hasta que tu alma se sosiegue en la Paz del Señor. Sabéis muy bien que el sano ejercicio del cuerpo lo mantiene saludable, y también sabéis que cuesta mantenerlo a diario. Se deben doblegar los instintos salvajes del cuerpo con estrictos ejercicios y dietas para mantener una vida sana. De otro modo, el cuerpo buscará el camino corto y fácil abusando en los excesos. Todo el mundo lo sabe: para mantener un cuerpo sano y esbelto hay que sacrificarse. ¿Acaso piensas que el alma no debe pasar por el mismo rigor? Sábete que pecas de necio si piensas que con el alma no sucede lo mismo. Por eso debes buscar la Paz del Señor en vídeos que te recreen el alma, con la esperanza de contemplar y gozar algún día el Rostro de Dios cara a cara por eternidad de eternidades. ¡Necio! ¿Acaso quieres contemplar tus lisonjeros vídeos por eternidad de eternidades? Eso sería una tortura más parecida al Infierno. Vídeos absurdos… historias vacías… experiencias efímeras que no dan provecho al alma, sino a los sentidos tan propensos a diversiones pasajeras. Vanidad de vanidades. Todo es vanidad en este mundo. Fuegos de artificio son esas tan fugaces distracciones para el alma que, al tiempo, necesita de nuevas experiencias visuales para satisfacer su fastidio espiritual. Viendo vídeos tras vídeos, miles de ellos, sin hartarse jamás, se pierde el precioso tiempo de la vida, llenándola de vacíos espirituales. Por desgracia, dichos vídeos llaman mucho más la atención que cualquier video que nosotros podríamos ofrecer. Sin embargo, un día 180.000 personas vieron un video de Nuestra Madre del Palmar Coronada, gracias a un error de YouTube que enseñó nuestro video a una gran cantidad de personas. Esperamos que se repita en el futuro este mismo error.

Una vez más, nuestro apostolado rinde sus frutos en territorio de habla rusa. Incluso nuestra traductora rusa que vive en Georgia mandó el siguiente mensaje a un miembro de la Acción Católica Palmariana sobre su trabajo de traducir los documentos de la Santa Iglesia Palmariana: «Cuando trabajaba en una oficina de traducción al comienzo de mi carrera, me aburría mucho porque generalmente recibía materiales sobre experimentos con animales de laboratorio y cómo ciertas drogas afectan el hígado, etc., o de los políticos que en realidad no me gustan. Le comenté al Padre que estos materiales me traen mucha alegría: ¡Aprendo sobre santos tan grandes! Me quedé asombrada cuando vi a San Pío de Pietrelcina en su web y luego supe que fue canonizado por su Iglesia 20 años antes de que lo hiciera la Iglesia Romana. Y realmente me siento bendecida por formar parte de esta obra sagrada. Gracias por toda su ayuda y su dulce espíritu. ¡Estoy muy decidida a visitar El Palmar algún día!»

Es muy importante recordar que la Iglesia, Una, Santa, Católica, Apostólica y Palmariana es la continuación de la Iglesia Romana con su sede en el Vaticano, antes de su colapso y apostasía, que fue oficial y definitiva a la muerte de San Pablo VI, el día 6 de agosto del año 1978. El Señor cumplió con su Promesa sobre la indestructibilidad de la Iglesia: “Las puertas del infierno no prevalecerán contra Ella”. Antes de la apostasía de la Iglesia Romana, Cristo ya había formado con anterioridad el Colegio Episcopal de El Palmar de Troya con la fundación de la Orden de los Carmelitas de la Santa Faz en el año 1975. Así que todo estaba bien preparado el grandioso día del 6 de agosto 1978 cuando Cristo eligió, el mismo día de la muerte de San Pablo VI, al Papa San Gregorio XVII Magnísimo, como su Vicario, continuador de la Santa Tradición Católica. San Gregorio XVII fue el primer Papa con Sede en El Palmar de Troya.

Los obispos que conocían bien a San Gregorio XVII Magnísimo dan testimonio de su vida de piedad, sobre todo en los últimos años de su vida. Ciertamente se ganó su título de Santo, rezando largas horas del día. Nunca le faltaba el Santo Rosario Penitencial, el Santo Viacrucis, el Santo Trisagio y el Santo Rosario Josefino. También le gustaba rezar un segundo Rosario Penitencial. Estas oraciones las hacía diariamente andando por los pasillos de la Casa Papal en Sevilla y luego siguió la misma costumbre cuando la Orden se mudó a El Palmar de Troya en el año 2003. San Gregorio XVII Magnísimo era un alma humilde y siempre decía la verdad. En él no existía la mentira.

San Gregorio XVII Magnísimo tuvo el don de poder leer los pensamientos de los demás. Este don del Espíritu Santo le trajo mucho odio de parte de algunos obispos que a veces le mentían o le trataban de engañar. Han sido obispos no honrados cuyos engaños fueron descubiertos por este Papa Santo. Hoy día, gracias a Dios, estos obispos están excomulgados, fuera de la Santa Iglesia Palmariana, y como saben que no le pueden hacer daño por dentro, procuran hacer el mayor menoscabo posible a la memoria de ese gran Papa por fuera. Es razonable, y cualquier persona con sentido común podrá aprehender el concepto, de que es propio de almas soberbias buscar venganza tras haber sido expulsadas de la Orden Carmelitana Palmariana bajo razones totalmente justificadas y ciertamente probadas.

La inesperada muerte del Papa San Gregorio XVII fue un golpe muy duro para los fieles de la Iglesia Palmariana. Un mar de lágrimas fue la prueba contundente de que fue amado y apreciado por los fieles y religiosos de la Verdadera Iglesia Católica, la Orden de los Carmelitas de la Santa Faz.
Es imprescindible dejar claro a todos aquellos interesados en la Iglesia Palmariana y proclamar una vez más la Verdad que se pretende tergiversar en los medios sociales de comunicación por ciertos individuos apoyados por esos mismos obispos excomulgados de la Iglesia Palmariana. Simplemente tratamos de salvaguardar la verdad, defendiendo firmemente un personaje tan histórico e importante para la Iglesia Católica como lo fue el Papa San Gregorio XVII Magnísimo.

Para terminar, y como broche de oro, les hemos apretado las tuercas a algunos de nuestros difamadores. Unos han tenido que cerrar falsas páginas personales en Facebook que denigraban a miembros de nuestra Orden, otros han tenido que quitar vídeos en YouTube. Vale la pena recordar el dicho español: «Cuando las barbas de tu vecino veas afeitar, pon las tuyas a remojar».