14º Informe sobre a página web da Santa Igreja Palmariana

Ahora que estamos en el mes catorce de los informes, la Iglesia, Una, Santa, Católica, Apostólica y Palmariana ha logrado uno de sus más importantes objetivos, que es ofrecer una alternativa entre la multitud de religiones falsas que existen por todas partes del mundo. Aunque nos encontramos con muchas dificultades en este camino, el fuego del Espíritu Santo sigue empujando a la Acción Católica Palmariana para enseñar a la humanidad dónde se encuentra la Verdadera Iglesia de Cristo y Su legítimo Vicario, Su Santidad el Papa Pedro III. El Espíritu Santo guía a Su Iglesia para seguir caminando sana y salva, aún en medio de las más grandes dificultades, en comparación con el cruce de los israelitas sobre el Mar Rojo al dividirse las aguas. Pues así sucederá con la Iglesia Católica Palmariana. Irá adelante, fuerte, inquebrantable, porque encima de Ella hay un misterioso Manto que la cubre, que la protege, que la hace invencible. Este manto es un Manto Celestial que la mantiene siempre en paz, la mantiene en un estado de gozo indescriptible. Este Manto Celestial es con toda certeza la Persona de la Santísima Virgen María, Reina de los Cielos y Tierra.

Este último mes de enero se han producido interesantes cambios en los números de los que siguen nuestra página web. Últimamente Brasil está terminado el día en el primer puesto. Argentina sigue siendo el país que más nos visita, continuando en el primer puesto y distanciándose por varios miles de visitantes. Entre 10% y 18% de los que visitan nuestra página web vuelven a visitarla. España en segundo lugar ha vuelto a producir números muy importantes gracias a Dios. Gracias a un alma generosa, entregada a ayudar a la Iglesia Palmariana, hemos podido publicar nuestra página web en italiano. Ahora la tenemos publicada en nueve idiomas.

Ésta es la lista de los treinta países principales que más visitan nuestra página web:

1.Argentina11.Polonia21.Russia
2.España12.Francia22.Camerún
3.Brasil13.Reino Unido23.Chile
4.Estados Unidos14.Kenia24.Ecuador
5.México15.Congo – Kinshasa25.Rep. Dominicana
6.India16.Italia26.Portugal
7.Nigeria17.Perú27.Austria
8.Colombia18.Irlanda28.Suiza
9.Alemania19.Côte d’Ivoire29Malta
10.Filipinas20.Canadá30.Guatemala

Unas breves palabras sobre la Virgen María.

La Santísima Virgen María es una Madre maravillosa a la que tenemos que seguir siempre, como las ovejas siguen al pastor. Ella nos llevará a Jesús con toda seguridad. ¡Qué buena! ¡Qué gozo se siente en el alma amando a la Virgen Santísima! Cuando los pensamientos trabajan para conocer íntimamente a nuestra Madre Celestial encontraremos felicidad en abundancia. La felicidad se logra cumpliendo bien nuestras obligaciones, tal y como enseñó sabiamente el rey Salomón. ¿Y qué obligación más importante puede existir que la búsqueda de la santidad? El camino más corto hacia la santidad consiste en una entrega total a la Santísima Virgen María. Busquemos a María Santísima para que la paz de Cristo permanezca en nuestras almas. La felicidad que conlleva el servir a María Santísima produce el efecto interior de amar a Dios intensamente. Por eso, Ella es el camino para encontrar a Cristo, y el camino para conocer íntimamente a Dios. El gozo que podamos sentir en esta vida, depende del grado de amor hacia la Divina María. Es Ella la que ama a Dios más que todos los demás seres humanos juntos. Ella es la Profesora Celestial que enseña a sus hijos a amar y servir generosamente al Divino Salvador.

Ella quiere que recemos mucho, pero sobre todo le agrada el rezo del Santo Rosario Penitencial. Tenemos que tomar en serio el deber de rezar el Santo Rosario Penitencial diariamente, sin nunca dejar de rezarlo por muy ocupados que estemos. Tenemos que penetrar en el misterio de su Pasión Espiritual que sufrió unida a su Hijo Cristo en el Calvario. Ser devoto de María es darle confianza. Cuando se presenten los problemas confiarlos a Ella. Tus necesidades espirituales y materiales los resolverá tu Madre Celestial. Todo depende del grado de confianza que le des.

San José es quien sabía tratar a la Virgen Santísima con todos los honores y devoción que merecía. San José es nuestro Maestro en amar a la Virgen María. Por eso tenemos que acudir a él para que nos enseñe amarla como él La ama. Necesitamos de San José porque es el gran Mediador entre la Virgen Madre de Dios y nosotros. No vayas por otro camino, sino por el camino Josefino. Reza a San José con frecuencia. Que sepes que estás invocando el Jefe de la Sagrada Familia. No se puede tomar la devoción Josefino ligeramente. Si pudieras ver el poder de este Glorioso Santo, no tardarías en ponerte bajo su protección.

La Iglesia Palmariana es obra de Dios, obra especialísima de la Santísima Virgen María, Madre y Protectora nuestra. La Iglesia Palmariana es por excelencia «Defensora de las prerrogativas de la Santa Madre de Dios». Los miembros de la Iglesia Católica Palmariana son esclavos de la Santísima Virgen María. Cantan los himnos Marianos en una forma tan piadosa, que hasta los que no son de la Iglesia Palmariana tienen que admitir su belleza. Somos de la Virgen María, somos los Apóstoles Marianos de los Últimos Tiempos. Está escrito en las profecías que los grandes devotos de la Madre de Dios vivirán en los Últimos Tiempos, cuando la inmensa mayoría de la humanidad ofenda terriblemente a Dios. Responsable directo de la caída de la humanidad es la apostasía de la iglesia romana.

Damos la bienvenida a los fieles palmarianos que han vuelto a la Iglesia y también a los que están preparándose para volver. Estamos muy contentos por el nuevo rebaño. Confiamos que pronto sea aún más magnífico el triunfo de la Santa Iglesia Palmariana. Sobre todo, porque en este año celebramos las Bodas de Oro por la entronización de la Santa Faz de Cristo en el Sagrado Lugar de las Apariciones de El Palmar de Troya en el año 1970. Cristo que está apoyando continuamente a Su Santa Iglesia, tiene muchas sorpresas para alegrar a sus queridísimos fieles palmarianos en este Glorioso Año Santo Palmariano de la Santa Faz.